Scade

para los que siguen pensando que los santos, como san Bartolomé, eran tontos del pompis

Cuando leemos “lo necio del mundo lo ha escogido Dios para humillar a los sabios” (1Cor 1), asombrosamente creemos que Dios se dedica a llamar a los burros para transformarlos en lumbreras. Es más, es así como alegremente justificamos la pereza y mediocridad de formación de aquellos que ponemos para que asuman cargos pastorales en las parroquias, algo que, claro, no haríamos si de ello dependiera nuestro estipendio. En realidad, si Dios confunde a alguien es porque contando con el trabajo humano y la entrega de la voluntad deja boquiabiertos a los que viven según los intereses de de este mundo. El apabullamiento divino acontece porque en donde los santos no han llegado, ha llegado Él. 

A ver, existe un principio teológico irrenunciable para los que quieren hacer las cosas bien: Dios eleva la naturaleza, no la transforma. Que es lo mismo que decir que la condición humana llega un momento que no puede más. Que es lo mismo que advertir que la fe es tarea y don. 

Estándar
Scade

«La verdadera misericordia…

…es inseparable de un odio activo, furioso, devorador, implacable, exterminador, hacia el mal. ¿Cuándo se comprenderá que, para ser misericordioso, hay que ser inflexible; que para ser blando con el que pide perdón, hay que ser cruel contra el error, la muerte y el pecado? Desde hace mucho tiempo, la malevolencia y la tontería han conspirado para dar a las virtudes un aspecto bobo, deslucido, borroso y lamentable» (Ernest Hello).

Existen escritores realmente buenos y, sobre todo, cristianos que nos dan a conocer cosas realmente cristianas y, por tanto, buenas. 

Estándar
Scade

¿qué diría +Caffarra a alguien que tuviera dudas sobre la doctrina del matrimonio y sobre lo que se predica del matrimonio?

“Io semplicemente gli direi: Leggi e rifletti sul Catechismo della dottrina cattolica, ai numeri 1601-1666. E quando senti dei discorsi sul matrimonio – anche da parte di preti, vescovi, cardinali – e tu verifichi che non sono in conformità con il Catechismo, non dare ascolto ad essi. Sono dei ciechi che guidano dei ciechi”.

“Yo simplemente le diría: Lee e reflexiona  el Catecismo de la doctrina católica, los números 1601 al 1666. Y cuando oigas algo sobre el matrimino – incluso de parte de los sacerdotes, obispos, cardinales – y confirmes que no están en conformidad con el Catecismo, no lo escuches. Son ciegos que guían a ciegos”.

Más aquí.

Estándar
Scade

Ulises o Abraham

El pensamiento pagano ensalza a Ulises como su héroe. Él vuelve a Ítaca porque tiene que volver a Ítaca y ya está, como una obsesión, sin escatimar fuerzas, tiempo y, lo peor, compañeros. Porque el único modo de ser feliz es retornar a Ítaca, al estado inicial. Y, aunque podría parecernos razonable el comportamiento de Ulises, nos saca de la duda ver que, simplemente, la obsesión es por algo terrenal. 

El pensamiento judeo-cristiano señala a Abraham. Él sale de la tierra de sus padres –se lanza a la aventura, a lo desconocido– para no volver jamás. Mirar hacia delante, abrirse a lo que está por venir (una descendencia como las estrellas del cielo) está relacionado claramente con realizar la voluntad de Dios. 

¿Acaso podremos los cristianos creernos que seremos felices volviendo hacia atrás, retornando a ese momento en el que cristianismo y sociedad se entremezclaban sin saber donde comenzaba uno y acababa el otro? ¿Seremos incluso capaces de votar a un partido que ya no nos representan por consenguir lo anhelado?

“-El que echa mano al arado y sigue mirando atrás, no vale para el Reino de Dios” (Lc 9).

Hay que mirar hacia delante.  

(Merçi E.L.)

Estándar