La Confirmación

El problema más agudo de un párroco que se salta las normas canónicas es que no sabe leer.

Con respecto a la Confirmación, dice el CIC 874:

“Para que alguien sea admitido como padrino, es necesario que:

Sea católico, esté confirmado, haya recibido ya el santísimo sacramento de la Eucaristía y lleve, al mismo tiempo, una vida congruente con la fe y con la misión que va a asumir”.

Es decir, para ser padrino hay que estar confirmado. Digamos que éste es el requisito objetivo, por el que, y mediante una cédula de confirmación, se hace patente la intención del propuesto padrino que es la de ayudar a los padres a educar en la fe al bautizado. Porque el requisito de ser congruente con la fe es algo que solo sabe Dios y el confirmado.

Pero, el número precedente dice:

“Téngase un solo padrino o una sola madrina, o uno y una”.

Pues bien, hay curas que interpretan todo esto del siguiente modo: Los padrinos pueden ser dos y mientras uno esté confirmado, a los dos se les acepta como padrinos.

:-O

Tras esta interpretación, algún que otro cura celebra el bautizo aceptando a un padrino sin confirmar, mientras que en el pueblo de al lado no ha sido celebrado el mismo bautismo porque el cura se ha posicionado en hacer caso a lo que dice la Iglesia.

¿Los Obispos? No dicen nada. Parece que no hacen nada.

No sé quien dijo que la Iglesia era como un zoo.

Así que, yo creo que antes de ser cualquiera ordenado sacerdote habría que demostrarse su capacidad de coger un libro.

En fin.

Anuncios

8 comentarios sobre “La Confirmación

  1. Pues yo no estoy de acuerdo. Menos mal que los obispos no hacen caso, porque si hicieran eso que tu dices antes de ordenarnos, yo no estaría aquí…

  2. Lo que yo hago (siguiendo la orientación que desde mi diocesis me dieron para estos casos). A los padres les dejo claro que el padrino (para la Iglesia) es sólo el confirmado y que sólo este constará como tal en el libro de Bautismo, el otro (o la otra) para la Iglesia no es padrino o madrina (porque no esta confirmado) así que en la celebración estará cerca de los padres y el niño, pero no actuará ni responderá como padrino, en el libro aparecerá como testigo, y que en casa le llamen como quieran.
    Lo que me gustaría hacer (en la mayoría de estos casos) es mandarlos a tomar viento, porque el Bautismo en este caso es un mero rito social, en el que difícil encontrar a alguien en la celebración que tenga un mínimo de fe.

Hola. No te vayas sin decir nada. Tu opinión cuenta.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s