Lo que tiene que hacer un cura un día cualquiera para celebrar la Misa

Abrir la Iglesia; encender luces; primer toque de campanas media hora antes de la Misa; ir al Sagrario para ver si hay suficientes formas; mirar las velas de cera líquida por si no hay bastante cera; tirar las flores ya mustias de la anterior Misa; segundo toque de campanas un cuarto de hora antes de la Misa; colocar los libros (a veces es mejor no mirar la Epacta); poner vino y agua en la vinajera y la forma grande en la patena; tercer toque de campanas cinco minutos antes de la Misa; mirar si la Misa es en sufragio de alguien; ponerse el alba; ir al altar y encender los cirios; ponerse la casulla y tocar la campana de inicio de Misa.

(Después de haber celebrado un día cualquiera la Misa:)

— Señor Cura: Estimada Manola, he pensado que, como este leccionario está muy estropeado, podría usted hacerme el favor de comprar uno nuevo cuando vaya a la ciudad.

— Manola: ¿¡Cómo!?, eso es cosa del sacerdote.

Anuncios

19 comentarios sobre “Lo que tiene que hacer un cura un día cualquiera para celebrar la Misa

      1. Sí, claro, me lo imaginaba. Sólo que me acordé de aquel que en la procesión del Corpus estaba todo perfecto, hasta que alguien se dio cuenta de que faltaba el Señor en la custodia..pequeños detalles.

  1. Uffffff
    Pero se le olvidò nombrar a esa-s feligrsa-s
    Que en algùn pueblo que usted estuvo,lo hacian todo todito,,,,!!!!!
    O,,,,¿Me equivoco? 😉

  2. Con tan pocas cosas que “tiene que hacer” el cura antes de Misa, imagino que la señora Manola pensará que ponerse a confesar es cosa del laico, ¿no? 😉

  3. uffff !!! supongo que debe de ser estresante tener que preparar todo uno solo antes de la misa,aqui en sellent,si que ayudamos al parroco,hay una mujer que se encarga de tocar la campana y preparar todo,otros le ayudan en las lecturas ,y yo con los cantos,a mi no me importa ayudar en lo que me pida,pues la iglesia somos todos no 🙂 un abrazo !!!

    1. Si,Mariangeles,aqui,en mi pueblo,hacemos lo mismo que en Sellent
      Un saludito a los de Sellent
      Y a su grandisimo pàrroco,,,,,,,,

      1. Gracias por el saludo!!! la verdad es que El Señor nos ha enviado un gran parroco,en eso estamos de acuerdo y estamos muy contentos !!! 🙂

  4. A mí lo que me entristece es que, siempre tengo la sensación, de que cualquier momento que escoja para confesarme, es un incordio para el sacerdote. Como no hay una hora definida para ello…

    1. Es verdad, es muy importante establecer una hora de confesiones. Esto es posible cuando los laicos asumen los quehaceres que ellos pueden hacer y dejan al sacerdote destinado a hacer lo que ellos no pueden hacer.

    1. MaAngeles, esto es un post sobre la situación de tantas parroquias de nuestra diócesis, no la descripción de mi situación.

  5. Menos mal don Abrazados que aclara esto un poquito. Porque es verdad q en las parroquias todos debemos poner de nuestra parte y esforzarnos, pero en algunos casos no debería de tener queja. Y seguro que en esas parroquias donde todo es tan “maravilloso” va otra persona y le encuentra fallos.
    Queridos lectores NADA HAY PERFERTO MÁS QUE DIOS!!!!

  6. Estimadísimo Abrazado:

    Tampoco citas lo más importante que debe hacer un sacerdote (y cualquier fiel) antes de la Eucaristía: prepararse…

    Copio y pego de http://www.vatican.va/news_services/liturgy/details/ns_lit_doc_20100621_sac-praeparatio_sp.html

    “El Ordenamiento General del Misal Romano establece: “Es por ello de suma importancia que la celebración de la Misa, o Cena del Señor, esté ordenada de tal forma que los sagrados ministros y los fieles, participando en ella cada uno según su propio orden y grado, traigan abundancia de los frutos por los que Cristo instituyó el Sacrificio eucarístico de su Cuerpo y de su Sangre y lo ha confiado, como memorial de su Pasión y resurrección, a la Iglesia, su amadísima esposa” [7]. La preparación del sacerdote a la Misa y al acto de acción de gracias sucesivo se completan mutuamente. Estos nutren la reverencia en los corazones y en las mentes de los fieles que son ayudados a participar con mayor intensidad en la liturgia celebrada por un sacerdote que se ha beneficiado de la oportunidad de recogimiento. Lo que anima la preparación previa promueve también la acción de gracias sucesiva a la Misa. Ambas guían continuamente a la Iglesia hacia y desde el Sacrificio eucarístico que celebra y hace presente los frutos del misterio pascual hasta que Cristo vuelva en el fin de los tiempos.”

    Aquí, por prisas, pecamos todos. Por la cháchara previa a la Eucaristía. Y por las “visitas” al cura de última hora, mientras se reviste. O por rutina…

    Un abrazo fortísimo en el Señor.
    Reza por nosotros, por favor.

    José Manuel Genovés.

Hola. No te vayas sin decir nada. Tu opinión cuenta.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s