“Aborto” en lenguaje de signos

Umm!, esto se aleja bastante de lo que se entendería por una interrupción voluntaria del embarazo.

Los signos son claros.

(Lo he cogido de este estupendo pisito donde os podéis alojar comodamente).

Anuncios

12 comentarios sobre ““Aborto” en lenguaje de signos

  1. Otro golpe bajo al servicio (pretendidamente) de la causa provida.
    “Los signos son claros”
    Ahora va a resultar que si habláramos con mímica en lugar de con palabras nos entenderíamos mejor. Vamos.
    La mímica es clara en el mismo sentido en que es brutal y reduccionista.
    ¿Qué expresión muestra con mayor “claridad” en qué consiste el “acto conyugal”? ¿Las palabras “expresión de autodonación mutua, manifestación íntima y profunda de amor orientado intrínsecamente a la vida” o la descripción anatómica-fisiológica del asunto – o un video de dos animales copulando? ¿Y cómo harías tú, si no tuvieras palabras y quisiseras explicarlo con signos, para describirlo?

  2. “Los signos son claros”. Yo creo haberlo cogido: En este contexto, en el del lenguaje de signos, los signos son claros.
    Don abrazados, haber si tendrá que escribir para niños (ja, ja,ja).

  3. Me he quedado ojiplática: ¿Un golpe bajo para la causa provida? ¿Ein? ¿Dos animales copulando están realizando “un acto conyugal”? Pues vaya, creo que estamos llegando demasiado lejos en esto del especismo… aunque cosas veredes, sip 😦 .

      1. Pues el cambio de preposición tampoco aclara nada. ¿Qué significa “un golpe bajo DE la militancia provida”? ¿Que existe una conspiración sordo-provida para que los signos sean parciales o qué? El problema, creo yo, no tiene nada que ver con el signo, que cumple su función a las mil maravillas: expresar breve y fácilmente su significado. El problema es que a algunos no les gusta que les recuerden lo que significan algunas palabras. Igual que no les gustan las ecografías y por los mismos motivos.

      2. Francamente, no te veo con intención de “aclarar” nada. Sólo te interesa declarar como buenos los argumentos/hechos que van a favor de las causas (que tienes por) buenas. El argumento apoya la causa pro-vida ; la causa pro-vida es buena; ergo, el argumento es bueno. No es pues un problema gramatical, precisamente.
        ¿Qué significa un golpe bajo? Significa el uso tramposo de un argumento o hecho – un sofisma, generalmente. Lo que suelen hacen los propagandistas de cualquier causa (buena o mala).
        El sofisma en este caso consiste en suponer que un signo elemental-físico (mímica de extraer un feto de un útero y desecharlo) debe ser más iluminador que otro signo más elaborado-abstracto (expresiones como “interrumpir un embarazo”) a la hora de describir la esencia (de la cual depende nuestro juicio moral) del acto de abortar. Como si fuera cuestion de oponer honestidades brutales a eufemismos mentirosos. Un razonamiento de adolescente.
        Con el mismo criterio, el gesto de hacer un círculo con el índice y pulgar de la mano izquierda e introducir en él el otro dedo índice, es un signo más claro (y por consiguiente más auténtico y que “cumple a las mil maravillas” su función) que los consabidos eufemismos (la semillita, el acto de amor) para explicarle a tu hijo cómo fue que sus padres hicieron trajeron al mundo. (Y si te parece que no, es seguramente por “a algunos no les gusta que les recuerden lo que significan algunas palabras”).

        Nada nuevo, ya conozco cuánto le importa a la militancia pro.vida el respeto por honestidad y la lucidez. Lo que importa es aportar más leña para alimentar el fuego, para convencernos a nosotros mismos de que estamos del lado correcto.
        http://hjg.com.ar/blog2/2013/02/cuando-la-verdad-desmoviliza#post-2954

        Sólo para que conste: hace no muchos años, yo también había leído en esa clave (“argumento que nos sirve”) esto del aborto en lenguaje para sordomudos, y estuve muy cerca de citarlo entonces en mi blog (en el mismo sentido que lo hace este), si no lo hice entonces no fue por honestidad, sino por pereza.

  4. Pues aunque le resulte increible, don hernán, su última respuesta me ha aclarado (sin comillas) mucho.

    Me ha aclarado que usted no tiene ningún interés en debatir. Si lo tuviese, no se crearía un hombre de paja al que atizarle. ¡Es increible como sabe lo que pienso sin conocerme de nada, como anticipa mis ¿respuestas? y contraargumenta en su propio soliloquio, como se permite despreciar prepotentemente mis argumentos sin ningún contraargumento de su parte, como se permite la mala educación de tutearme…!

    Mucho más importante que lo anterior, también me ha aclarado que usted es de las personas a las que yo me refería, a las que no les gusta que les recuerden lo que significan las palabras. ¡Es increible como verbaliza el signo: “mímica de extraer un feto de un útero y desecharlo”! Obsérvese la elección de palabras: extraer, desecharlo. ¿No se ha parado usted a pensar en que también representa a los abortos no provocados? Obviamente no, es lo que tienen las ideologías, que utilizan cualquier cosa, aunque sea algo tan dramático como el aborto, para atizar a sus enemigos (atizar y enemigos sin comillas).

    Pero claro, usted tiene un blog donde ha escrito “cuando la verdad desmoviliza.” ¿Qué se puede esperar de alguien que considera correcto ocultar la verdad para conseguir sus fines? Pues eso, palabrería, palabrería y, si alguien osa pedir aunque sea una sencilla aclaración, insultos y mala educación.

    Para que le quede claro, yo no necesito convencerme de que estoy en el lado correcto, sé que estoy en el lado correcto: al lado de Dios, defendiendo la vida de los inocentes sin voz. Podré estar de acuerdo o no con las estrategias o las acciones de los que están conmigo pero sobre “el lado” no tengo la menor duda.

    1. “¿Qué se puede esperar de alguien que considera correcto ocultar la verdad para conseguir sus fines? ” Estoy habituado a … cualquier cosa, pero esto es demasiado absurdo; creo que no es tan difícil entender que el título, precisamente al contrario, una crítica a los que ocultan o tuercen la verdad cuando esta no ayuda a movilizar.

      En fin, no tengo más nada que decir a uno que “sabe que está del lado de Dios”.

      QED

      1. Tiene razón al final, don hernán, qed que no quiere debatir porque no tiene ningún argumento, sólo palabrería y palabrería. Por ejemplo, me acusa de que no soy relativista para ¿demostrar? que no se puede hablar conmigo. ¿Qué reacción espera que tenga? ¿Algo como: “uy, perdón, perdón, he afirmado que hay una verdad universal, perdón, no me ponga la etiqueta de talibana”? Patético.

        Pues, le guste a usted o no, Dios está al lado de los inocentes sin voz a los que asesinan y no hay nada relativo ahí, ése es Su lado. Y el mío. El suyo de usted, usted sabrá. Algún día todos rendiremos cuentas de nuestras elecciones (tenga, un poquito más de alfalfa, gratis 🙂 ).

Hola. No te vayas sin decir nada. Tu opinión cuenta.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s