Productos

Es curioso el modo que tiene de actuar nuestra sociedad. Ésta coge a alguien populachero, lo valora y sobrevalora, lo envuelve de magia y lo endiosa y todo para decir “eh!, éste es el paradigma a seguir”.

Ahora bien, cuando el sujeto ya no da de más, cuando su imagen ya no es provechosa o útil, es cuando se le puede censurar mostrándolo hasta ridículo.

foto

Anuncios

Hola. No te vayas sin decir nada. Tu opinión cuenta.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s