Pereza

No sé quién dijo un día que matar la primera vez es muy difícil, pero que la segunda ya no lo es tanto. ¡Qué verdad tan grande! No solo con matar, sino con cualquier acto que se percibe desde el primer momento como malo. Uno puede estar luchando toda la vida para no hacer algo,  bien sea mentir o robar o agredir verbalmente, pero una vez que se hace, la resistencia anterior (e interior) aparece debilitada. El campo de acción queda dilatado para obrar atrevidamente, sin pensar. Al final, el desparpajo y el descaro son propios de los que deciden vivir relajados.

Cualquier virtud es fácil perderla o aflojarla hasta hacerla desaparecer.

Hay que esforzarse para alcanzar una virtud o adquirirla de nuevo.

La señora Elena Valenciano ha dicho: “en mi currículo pone que tengo estudios, no títulos. Empecé Derecho y luego me pasé a Políticas. No terminé, pero solo me faltan dos asignaturas de Estadística. La verdad es que me aburría y ahora me da pereza acabar”.

Yo me pregunto si, como posible representante de los socialistas en Europa, esta señora dejará de hacer otras cosas importantes simplemente porque le da pereza hacerlas.

Anuncios

Hola. No te vayas sin decir nada. Tu opinión cuenta.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s