Perdón

Ayer me dieron plantón. Una hora esperando. Nadie apareció. El culpable en cuestión me ha mandado esta manaña un whatsApp diciéndome “lo siento”.
Lo que me llevé ayer de Pentecostés es que existe la gramática de Dios cuyo sustantivo principal es “perdón”. Es decir, lo que genera comunión es pronunciar esta palabra y cara a cara, algo que requiere el Espíritu Santo y, por supuesto, esfuerzo humano.
En esta generación de hombres que se siguen haciendo pipi en la cama, ¡qué difícil es encontrarse con personas que asuman con madurez su culpabilidad y obren según ella!

(Esto es un género literario. Aquí no se encuentran datos personales que señalen a alguien concreto. El post describe una actitud errónea que puede tener cualquier ser inmaduro y que estoy constatando últimamente por donde voy)

Anuncios

Hola. No te vayas sin decir nada. Tu opinión cuenta.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s