En la Iglesia seguimos necesitando disolvente para eliminar la caca

Para mí siempre es un placer señalar donde hay porquería. Supongo que lo fácil es ignorar o desoír las fétidas opiniones que algunas webs manifiestan continuamente, pero como tengo derecho al menos a una pataleta por día, me desquito escribiendo posts como éste. 

La caca que nos podemos encontrar en la Iglesia es caca no porque huela a fragilidad humana, sino porque atufa a altivez y terca autosuficiencia.  

Anuncios

5 comentarios sobre “En la Iglesia seguimos necesitando disolvente para eliminar la caca

  1. Siempre es mejor limpiar desde dentro nuestra propia casa (lo primero es abrir las ventanas) a que llegue un obligado servicio de desinfección.Podemos almacenar mucha porquería por producirla,y no limpiarla,o porque Diógenes funciona..Un saludo,me resistía a comentar en tan buén blog.

  2. Es bastante curioso pero puestos a ver la “caca” en la Iglesia, siempre uno la ve donde le interesa, según a quien le preguntes, hay quien la ve en el Opus, otros en los Jesuitas y hasta algunos en el camino Neocatecumenal…

    En fin, lo que yo tengo claro es que no me gusta aquel que ve caca donde debería ver a su hermano, y quizá, quien sabe, a lo mejor el Señor nos lo pone delante de nuestras narices para que oremos por ellos, oye, a saber… Así que espero que el juzgarles le deje el suficiente tiempo libre para orar por ellos.

    Cuando a Oscar Wilde le preguntaban porque se había convertido al Catolicismo, el contestaba “mientras que en la Iglesia Anglicana he conocido a gente respetable, en la Católica me he encontrado a santos y a pecadores”, que genialidad la del escritor para expresarlo.

    El error no siempre se puede achacar al desconocimiento, hay quien yerra empecinadamente y a conciencia, ya sea revelándose a la doctrina o juzgando a los demás, pero eso sigue siendo debilidad humana.

    Saludos y bendiciones.

  3. Me uno a Ramiro al desear que tanto juzgar, le deje tiempo para rezar por los que juzga. No me gusta que sea para usted un placer señalar dónde hay porquería. Eso, si acaso, es un ingrato deber, nunca un placer. Eso creo yo, vamos.

    1. Totalmente de acuerdo contigo, aunque reconozco que mi molesta sinceridad es fruto de ser consciente de mi imperfección.

Hola. No te vayas sin decir nada. Tu opinión cuenta.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s