Dad al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios

Durante un tiempo, en el Imperio romano, los cristianos fueron perseguidos y martirizados. Lo fueron no porque ellos incumpliesen las leyes romanas o fueran contra el Imperio, sino porque no dieron preferencia a aquello que priorizaban los romanos. Los cristianos no sacrificaban a los emperadores. Ellos no daban lo de Dios al Cesar.
Pero ¿esto significaba que los Primeros cristianos separaban las cosas de Dios de las del Cesar? No, –repito– ellos cumplían las leyes romanas.
Es muy fácil vivir una esquizofrenia. Es muy fácil separar las cosas de este mundo de lo espiritual, creyendo que se trata de extremos pertenecientes a ámbitos diversos. Es decir, es muy difícil vivir siendo de Dios en medio del mundo. Las cosas de este mundo sirven para hacer la voluntad de Dios, porque esa es la finalidad de las cosas del Cesar.

(Grazie F.R.)

Anuncios

2 comentarios sobre “Dad al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios

  1. Esto me recuerda a un pueblo cercano al mío
    En el que el Alcalde le decía al Cura esas mismas palabras del enunciado del post….n;)

Hola. No te vayas sin decir nada. Tu opinión cuenta.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s