Estúpido leproso

Después de curar al leproso, Jesús le da una indicación: “No se lo digas a nadie; pero, para que conste, ve a presentarte al sacerdote y ofrece por tu, purificación lo que mandó Moisés”. Es como si le dijera: “no basta con que te haya quitado la lepra: debes hacer algo más; esto aquí no se acaba; hay que finalizar lo que se empieza”. Porque, ¿que es quedar curado?, ¿que desaparezca la lepra o iniciar un camino para adquirir las actitudes que lleven a poseer la vida sin lepra?

El leproso no hace caso y “cuando se fue, empezó a divulgar el hecho con grandes ponderaciones, de modo que Jesús ya no podía entrar abiertamente en ningún pueblo; se quedaba fuera, en descampado”. El leproso, ese que antes tenía que vivir fuera de la ciudad, aislado, incomunicado, sin poder hablar con nadie, crea ahora tal situación que es el mismo Jesús el que no puede entrar en las ciudades. La obstinación del leproso, ese no querer gestionar la gracia recibida, convierte a Jesús en un incomunicado, en un aislado, en un “leproso”.

Nuestra estupidez, pereza y desobediencia, esto es, el estar en la Iglesia recibiendo gracia tras gracia sin empeñarnos en vivir una vida según Dios, puede llevar a la situación de que Jesús no pueda entrar en la vida de los demás.

Una vida bella no se reduce a salir de un vicio o de un sufrimiento o de una enfermedad. No basta recibir un don; hay tarea.

Anuncios

4 comentarios sobre “Estúpido leproso

  1. Pues mire, a mí este evangelio siempre me hace pensar en que el leproso no tenía que decírselo a nadie, pero le fue imposible callarse y en cambio yo, que tengo, por bautizada, el deber de hablar del Amor de Dios, soy cobarde y me callo tantas veces… Me gustaría tener un poco de esa “estupidez del leproso” que usted dice.

    1. La tematica de este Domingo la introducía la primera lectura, la ley levítica acerca del leproso, que concluía con la soledad.

Hola. No te vayas sin decir nada. Tu opinión cuenta.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s