Dios es misericordioso; el Papa decide celebrar un año de Misericordia; yo tengo claro que pocos saben qué es la misericordia

El Papa Francisco anunció el pasado viernes la celebración de un Jubileo de la Misericordia, un Año Santo extraordinario. Yo estoy contento de que se dedique un año entero a esta maravillosa cosa que es la misericordia. Más que contento, estoy contentísimo. Es más, no quepo en mí porque en el cártel anunciador del evento (no sé si será el oficial o se trata de una composición cuca realizada por aciprensa) aparece la imagen del cuadro de Rembrandt de la parábola del Hijo pródigo, parábola que enseña muy bien lo que es la misericordia. Porque el hijo, después de haber hecho todas las perrerías posibles con su parte de la herencia (significativo que la herencia sea pedida estando el padre vivo) y después de sufrir como un gorrino (nunca mejor dicho), “vuelve en sí” (Lc 15, 17), recapacita, y, moviendo el culo, decide volver a la casa paterna. El padre abre los brazos cuando lo ve volver y lo acoge porque él es misericordioso. Esto es, si el padre de esta fabulosa parábola es misericordioso no lo es porque el hijo sea un zángano desagradecido que deseaba hasta su muerte, sino porque (atentos:) vuelve, vuelve arrepentido y (atentos otra vez:) con la intención de cambiar.

Éste es Dios, Ése que nos acoge sin hallar en nosotros mérito alguno para ser acogidos y solo cuando nosotros decidimos el ser acogidos por Él. Dios es misericordioso porque es un caballero. La misericordia divina no se aplica a un sujeto (siempre poseedor de un sesgo un poco repugnante) que no se arrepiente, que no vuelve en sí, que no quiere convertirse. No. La verdadera misericordia no descansa sobre un sujeto que al final no es sujeto, que está muerto, ya que no se ejerce pasando por encima de la libertad humana. La misericordia de Dios no es forense. Si lo fuera no sería misericordia, sino intromisión y teatro.

Si el padre de la parábola del Hijo pródigo hubiera salido un día de viaje llegando al país donde se encontraba su hijo y lo hubiera abordado abrazándolo y metiéndole el anillo y embutiéndole las sandalias, en realidad, jamás podríamos referirnos al padre como “el padre misericordioso”, sino como el padre desquiciadito y sensiblero que nadie quiere tener

 Las lecturas de hoy no han ido muy desencaminadas con respecto a la misericordia. Porque ese fabuloso Don que Dios Padre nos entrega “para que no perezca ninguno de los que creen en él, sino que tengan vida eterna”, no se impone a nadie. De hecho, puede ser rechazado. Por eso en la 1ª lectura aparecía el ejemplo de un pueblo escogido y mimado que, por ser un ingrato, tiene que estar 70 años pasándolas canutas y pagar su infidelidad antes de ser liberado por un potente extranjero. Poca autocelebración podía realizar el pueblo de Israel en cuanto que no era mérito suyo el ser sacado del exilio: solo cabe celebrar a un Dios que acepta el perdón de lo que incluso se le atraganta al tío más insensible por el simple hecho de que es Él el que siempre perdona cuando se le pide perdón.

Y tal misericordia, ¡cómo no!, se debería aplicar a la pastoral parroquial. Puesto que yo sigo sin comprender esa actitud “misericordiosa” de esos curas que administran los sacramentos al modo forense porque de esta manera contentan a la gente y así sortean el rechazo social. Lo que me hace pensar en que realmente no saben qué es la misericordia al confundirla con la sensiblería. Bueno, ya he hablado de esto.

Anuncios

Un comentario sobre “Dios es misericordioso; el Papa decide celebrar un año de Misericordia; yo tengo claro que pocos saben qué es la misericordia

Hola. No te vayas sin decir nada. Tu opinión cuenta.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s