el padre Damian evangeliza en la TV

Uf!, no sé. Yo, la verdad, además de sentir una aguda vergüenza ajena al ver esto, me parece cutrisimo. Concretamente creo que es por su cutrez por lo que tengo tal embarazosa vergüenza ajena. Porque no comprendo cómo este cura puede decir que hacer este tipo de cosas es evangelizar, a no ser porque cuando alguien hace cosas cutres no puede más que decir cosas fuera de contexto, por lo que éstas nos pueden parecer asimismo cutres.

No hablo a la ligera porque, a ver, ¿desde cuando la canciocita de “angels” de Robbie Williams puede equiparse a un Himno del Oficio o un Himno eucarístico o a otro canto compuesto para evangelizar?, ¿por qué aparecen las palabras “ángel” y “amor”?, ¿por esta razón? Yo tengo las palabras “Dios”, “amor”, “asquerosa” y “perdón”, con las que podría decir ortodoxamente que “Dios me ama y me perdona, y así es como me alejo de mi asquerosa situación”. Pero podría agitarlas y construir: “decirte asquerosa me hace sentirme dios y perdóname y ámame como soy”.

Ya a principios de nuestra era, Alguien afirmó bizarramente que “los cristianos estamos en el mundo pero no somos del mundo”. Era una época en la que, para recibir el bautismo, se insistía en este tipo de cosas porque se tenía que mostrar delante de la Comunidad cristiana la convincente desintoxicación de todo lo paganamente contraproducente para la fe. Hoy, en cambio, parece que cualquiera puede hacer cualquier cosa y seguir siendo cristiano; hoy parece que cualquier laico puede llevar las andas y vivir come le rota; hoy parece que los religiosos cantan en los programas de audiencia y a los mismos cristianos les gusta. ¿Tiempos de cambio? No, ¡de confusión! A lo que me refiero es que la música sirve para mostrar a Dios aunque no se muestra a Dios con cualquier tipo de música, y este criterio razonable descansa sobre la evidencia de cómo apesta a algo muy humano el ver a alguien que en vez de servir a Dios con las cosas de este mundo, con las cosas de este mundo se sirve así mismo diciendo que sirve a Dios.

Yo quería hablar hoy de lo maravilloso del sacerdocio, pero es que se puede manifestar lo positivo de una idea señalando meridianamente lo erróneo en relación a ella.

Anuncios

Hola. No te vayas sin decir nada. Tu opinión cuenta.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s