12 años

Una mujer con hemorragias durante 12 años, sin poder generar. Y como las miguitas de Hansel y Gretel para ver el camino, el evangelista san Marcos usa el número 12 para hablarnos de una niña que muere por enfermedad con esad edad (para los judíos, una niña con 12 años era considerada ya una “joven mujer”, persona madura frente a la comunidad, persona apta para el matrimonio y, por esto, persona apta para gestar).

Ni la mujer ni la niña pueden engendrar vida. A ellas no se les está permitido dar frutos. ¿Cómo podrá ser esto si “las criaturas del mundo son saludables: no hay en ellas veneno de muerte”? Porque ni la confianza en la medicina puede hacer que la mujer deje de sangrar ni el padre de la niña, jefe de la Sinagoga, ¡la ley!, puede sanar desde dentro lo que está enfermo.

Lo que procede del hombre tiene sus límites: no dan la salud espiritual. Sí, son cosas buenas en sí mismas pero no rasgan el velo de este mundo.

Para realizar obras fecundas hay que pasar al ámbito de la Gracia. Hay que acercarse a Jesús.

(grazie FR)

Anuncios

Un comentario sobre “12 años

Hola. No te vayas sin decir nada. Tu opinión cuenta.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s