ir más allá 

Un muy buen amigo mío me ha comentado que yo debería escribir más claro. No estoy de acuerdo.

Existe una visión antropológica realmente negativa que reza que el ser humano es como un molusco, que comprende solo lo que se le impone en un primer plano sin poder llegar al telón de fondo. Es como, mucho antes de poder comprender el sentido de una frase, permanecer en la emoción que pueda transmitir una sola palabra contenida en esa misma frase y, lo peor, emitir un juicio guiado únicamente por tal emoción. Se trata del molusco emotivo, primario como el troglodita, básico como el cerdito que goza retozando en el barro sin importarle nada más, que se alimenta solo de lo que se le hace fácilmente digerible. Se puede entender al ser humano así por la sencilla razón de que puede actuar así y, de hecho, muchas veces actúa así.

Pero, ¿el ser humano es eso y ya está? No. Está la visión positiva, la que mantiene la esperanza de que el hombre, con esfuerzo y trabajo, puede cruzar el umbral del instante y adentrarse en lo que está más allá de la materialidad del texto. Es el paso o, mejor, el cambio, del cerdito que disfruta sintiendo al ente que piensa, porque los cristianos “tenemos que conseguir que vean que la conversión es el comienzo de una activa, fructífera, progresiva e intrépida vida para el intelecto” (Por qué soy católico, El buey mudo, 394).

No hay que poner las cosas fáciles. No hay que darlo todo masticadito. Hay que pensar positivamente al hombre. Es la visión cristiana.

Anuncios

2 comentarios sobre “ir más allá 

  1. Pues yo le entiendo muy bien. Sus últimas entradas me han gustado. O a lo mejor creo que le entiendo y resulta que no y no me han gustado nada jeje.

    Bromas aparte, el fenómeno que describe en la entrada está ampliamente estudiado en educación y sus consecuencias también: se baja el listón con la excusa de que ‘es para que nos entiendan,’ los estudiantes se ajustan a las nuevas exigencias y hay que volver a bajar el listón y así ad infinitum. ¿Se hace caso de estos estudios para mejorar el sistema educativo? Hombreeee, no dejemos que la realidad nos estropee la ideología \ironía off.

    Este fenómeno también lo observo en la Iglesia: que si adaptemos la liturgia, que si cambiemos el lenguaje para ‘el hombre de nuestro tiempo,’ que si el Evangelio es un ideal al que aspirar, que si, que si y que si… En este caso es cierto que es una observación personal y no conozco ningún estudio estadístico que lo demuestre pero, vaya, la naturaleza humana es la naturaleza humana y a medio plazo responde mejor a los retos que a los… moluscos 😉

Hola. No te vayas sin decir nada. Tu opinión cuenta.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s