delegar es de inteligentes

Existen dos tipos de hombres. Están los que lo controlan todo y luego están aquellos que, aparentemente, se les descontrola todo. El problema de los primeros es que quieren conocer la esencia de todas las cosas, agotar el mundo, estar en todo y en todos los sitios. Solo ellos –quieren creer– pueden poner solución a los problemas. El segundo tipo es como aquel hombre que estuvo al frente del pueblo de Israel, un tal Moises, que un día se dio cuenta de que eso de aunar todo el poder no tenía mucho sentido y decidió compartirlo con 72 ancianos de la tribu. Dos rezagados, pareció ser en un principio, se le escaparon (Nm 11). En definitiva, este Moisés fue un tío listo, con grandes ideas porque tenía puesta la confianza en el ser humano. Él sabía delegar. Sin duda alguna, tenía la cabeza abierta al mundo. En cambio, esos que quieren controlarlo todo son mediocres por que quieren meter el mundo en su cabeza. 

Anuncios

Hola. No te vayas sin decir nada. Tu opinión cuenta.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s