eres siervo

Hay que desembraguiarse para captar con claridad que el mundo reviste de sacralidad a los que retozan a través de los sentidos. No obstante, cualquier hombre se balancea fácilmente entre el amor ciego y el odio hacia la corporeidad cuando se siente menos que un cuerpo. La buena noticia es que se puede vivir muy a gusto con el cuerpo cuando se le piensa y usa para lo que está.  

Pues eso. La cuestión es poner el acento en que las cosas materiales están para llevar a cabo su finalidad, que la creación sirve para lo que ha sido creada.

Es estar en este mundo sin mancha; es la Fiesta de vivir reconciliado con el cuerpo.

«Aquí está la sierva del Señor; hágase en mí según tu palabra.»

Anuncios

Hola. No te vayas sin decir nada. Tu opinión cuenta.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s