spotlight

Con estatuilla en mano, el productor del film ha animado al Papa a que se proteja a lo niños y se restaure la fe, ya que Spotlight divulga la verdad y hace patente la urgencia de tomar conciencia en encontrar la solución al problema de la pederastia.

Yo me tiro un pedo. 

Que yo sepa la pedofilia no es solo un mal clerical, sino un mal que sufren todos aquellos de sensibilidad desordenada que, expuestos a un continuo chorro de imágenes de subrayado contenido imberbe presentado como fuente de eternidad y con el añadido aliciente de que el placer deber ser la meta de cualquier acción, convencidos o hipnotizados, se engullen lo que sea. Si la finalidad de la peli es destapar la olla para ver lo que se está cociendo en el mundo, hubiese sido más acertado hacer un film de tal desorden para concienciar al mundo de cómo el sueño del hedonismo consumista produce monstruos. Un film  interesante hubiera sido aquel que mostrara claramente una madre que se escandaliza de lo que ello misma genera y amamanta. Es más, no sé que fe habrá que restaurar. Mientras los curas estadounidenses pedarastas acampaban a sus anchas, una mujer servía a los más pobres entre los pobres y un actor de profundo pensamiento daba con la mejor solución a la hora de explicar el misterio del sexo en el ser humano. ¿Por qué no Tom McCarthy dedica parte de su tiempo en dirigir un film sobre Teresa de Calcuta y Juan Pablo II? Ellos restauraron la fe en la época que vivieron como Francisco de Asis y Domingo de Guzmán lo hicieron en el siglo XII. En cada época oscura brilla una luz; para que se distinga un destello tiene que sobrevenir la oscuridad. Dirigir algo acerca de estas cosas, claro, no haría alcanzar el dorado totem, no daría dinero. A parte de que ha quedado constatada la hipocresía de los meapilas holywoodenses y de todos aquellos que buscan la fama con la noticia sensacionalista cuando se ha demostrado que un sacerdote que fue acusado de pederastia no era en realidad pederasta porque jamás tocó un niño. Hipócritas porque nadie dice nada de él, no es noticia, no vende, nadie hará un film sobre su verdad aunque sea la verdad.

Que se use el pretexto de querer mostrar la verdad cuando es tan claro que es el éxito o el dinero lo que se quiere lograr, pone de relieve lo podrido que está el mundo. 

Solamente un tonto podría llegar a pensar que el film añade un grado de revelación a la ansiada salvación del hombre; hay que ser un pelele para admitir que el nuevo film de McCarthy hace un favor a la Iglesia.

————

Juan Manuel de Prada opina acertadamente sobre el film.

Otros piensan equivocadamente que el film ayuda a la Iglesia a enfrentarse con el problema de la pedofilia porque ese es su mensaje. 

Anuncios

Un comentario sobre “spotlight

  1. Habría que irse a las frías estadísticas y calcular el % de sacerdotes condenados por pederastia sobre el total de sacerdotes.
    Después hacer lo mismo con el sector del cine, periodistas, contables o botijeros.
    Igual nos llevábamos una sorpresa…

Hola. No te vayas sin decir nada. Tu opinión cuenta.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s