para los que siguen pensando que los santos, como san Bartolomé, eran tontos del pompis

Cuando leemos “lo necio del mundo lo ha escogido Dios para humillar a los sabios” (1Cor 1), asombrosamente creemos que Dios se dedica a llamar a los burros para transformarlos en lumbreras. Es más, es así como alegremente justificamos la pereza y mediocridad de formación de aquellos que ponemos para que asuman cargos pastorales en las parroquias, algo que, claro, no haríamos si de ello dependiera nuestro estipendio. En realidad, si Dios humilla a alguien es porque contando con el trabajo humano y la entrega de la voluntad deja boquiabiertos a los que viven según los intereses de de este mundo. El apabullamiento divino acontece porque en donde los santos no han llegado, ha llegado Él. 

A ver, existe un principio teológico irrenunciable para los que quieren hacer las cosas bien: Dios eleva la naturaleza, no la transforma. Que es lo mismo que decir que la condición humana llega un momento que no puede más. Que es lo mismo que advertir que la fe es tarea y don. 

Anuncios

3 comentarios sobre “para los que siguen pensando que los santos, como san Bartolomé, eran tontos del pompis

Hola. No te vayas sin decir nada. Tu opinión cuenta.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s