soberbia estúpida

El que tiene buen gusto y es creativo puede crear cosas de buen gusto y el que tiene mal gusto suele crear cosas horribles aunque las ideas le salgan por las orejas. Por muchas matizaciones que podamos formular es así, pues eso de que todo depende de la percepción subjetiva es un camelo ideado por el buenismo para destruir el realismo. No obstante, es verdad que está el que tiene buen gusto pero que no es creativo, por lo que puede reconocer las cosas bellas y opinar sobre ellas. Y no obstante, también, existe el espécimen que tiene mal gusto, que no es creativo y que condena a los demás a contemplar lo que crea. Esto no nos debe extrañar: en el ámbito de la estética no es difícil tropezarse con el pecado de la soberbia. Y, además de la soberbia, la estupidez, porque el espécimen soberbio jamás puede imaginar que tiene un gusto asqueroso. Es así como hemos llenado nuestras iglesias de asquerosidad, esto es, dejando a estos soberbios estúpidos que las llenen de fealdad.

Anuncios

Hola. No te vayas sin decir nada. Tu opinión cuenta.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s